Crear (Joxemari Carrere)

De un tiempo a esta parte surgen opiniones y propuestas en torno a la creación y a los procesos creativos. Ya era hora, pensará alguien, y con razón. La gente que se dedica a la creación artística es un elemento básico en la cultura; sin su trabajo no habría nada: ni literatura, ni teatro, ni cine, ni arte, ni música. Leer más…

Gladys: tierra, agua y sol (David Mangado)

Han pasado 50 años desde que comenzaron en Euskal Herria las primeras protestas ecologistas. La lucha del movimiento antinuclear durante la transición fue el máximo exponente de la lucha ecologista en el país. Pese al marcado carácter pacifista de esta lucha, activistas como Gladys pagaron con su vida este gran compromiso. No olvidemos que la Transición fue un periodo de gran represión contra los movimientos y luchas sociales, dejando una gran cantidad de víctimas.

Leer más…

El PSOE y un juego de cartas marcadas

Hay quienes insisten en recordar a EH Bildu que el PSOE no es de fiar, que no es de izquierdas, que es el enemigo. Y yo, cabizbajo, me pregunto, a quién se lo están diciendo, en qué momento las gentes de EH Bildu han podido olvidarlo… Es un juego con las cartas marcadas en el que ellos reparten la mano, por supuesto, aunque ya tras tantos años, tras tanta experiencia acumulada, en la izquierda vasca se conoce perfectamente la existencia y el significado de cada marca. Pero claro, quienes insisten en recordarlo realmente no creen que se haya olvidado nada, simplemente no comparten la estrategia.

Leer más…

Nuestra lucha también es la vuestra (Juan Puerto)

Los jubilados seguimos en lucha, de forma masiva, especialmente en las calles de Euskal Herria, pero al mismo tiempo en solitario. Nos gustaría que las y los jóvenes se sumaran a la protesta, porque no podemos olvidar que nuestra lucha también es la suya. Y también debemos tener en cuenta que si perdemos esta batalla, si no logramos subvertir una situación que empobrece las vidas de millones de personas, será muy difícil iniciar y ganar la próxima.

Leer más…

Prietas las filas (Josu Perea)

El impulso ultraconservador que transita con todo esplendor por la España peninsular no es un hecho coyuntural, ni un fenómeno de paso. En este escenario emerge con fuerza la nueva derecha, la alt-right (derecha alternativa) como un grupo híbrido de neoconservadores, franquistas de nuevo y viejo cuño, cristianos renacidos y neoliberales globalizantes que han ido extendiendo su poder a través de sus medios de comunicación y de sus voceros «bocachanclas» dispuestos a entrar en nómina de estos nuevos (y viejos) detentadores del poder. Medios de comunicación que aparecen con auténtica dinamita ideológica que nos hacen temer lo peor, y que están despertando a las «células durmientes» de la memoria más negra de un pasado tenebroso.

Leer más…

Los impuestos sobre la riqueza, un requisito democrático (Txema Mendibil)

Los impuestos sobre el patrimonio, también llamados sobre las fortunas o sobre la riqueza, han sido siempre los más odiados por los poderosos de este mundo. Nunca han existido en EEUU, ni en los países postestalinistas (Rusia, China…), ni en ningún régimen dictatorial o teocrático. De hecho, el actual gobierno de la India derogó rápidamente en el año 2015 la versión descafeinada que existía.

Leer más…

Feliz Deuda y Cemento 2018 desde Bizkaia

La Diputación Foral de Bizkaia no ha querido dejar pasar la felicitación navideña para recordarnos por enésima vez la cantidad de grandes eventos que han llegado este 2018 a Bizkaia. Esta campaña de propaganda, al igual que los vídeos que emiten en San Mamés, pueden incumplir la Ley de Publicidad Institucional que prohibe el autobombo a las Diputaciones.

Es comprensible que la Diputación necesite autoconfirmarse. El modelo de grandes eventos que ha impulsado el PNV desde la Diputación trae el dinero de los visitantes pero provoca daños colaterales. El sector hotelero ha llegado a cobrar 1225 euros por noche en las finales de rugby, mientras las camareras de piso hacían huelga durante los premios MTV por cobrar sólo 2,5 euros por limpiar cada habitación. El regocijo del sector hotelero también ha traído el aumento de pisos dedicados a plataformas como Airbnb en determinados barrios. Viviendas vacías que quedan a la espera del próximo gran evento puntual que nos traerá Papa Noel Diputación, provocando así una nueva burbuja del alquiler. Es innegable que estos grandes eventos traen a Bizkaia mucho dinero y que parte de ese dinero sirve para nutrir la Hacienda de Bizkaia. El PNV y el PSE han decidido acabar con este exceso marxista y han garantizado que durante la Eurocopa, la UEFA y sus adláteres no tendrán que pagar ni Impuesto sobre la Renta, ni Impuesto sobre Sociedades, ni IVA en Bizkaia.

Dónde sí han estado acertados ha sido en la elección del motivo de la postal navideña. Sin duda, este año uno de los protagonistas ha sido el pino radiata. Este 2018 Olentzero va a traer carbón a todos aquellos dueños de terrenos que plantaron pinos impulsados por la promesa del oro verde que se les hizo desde las instituciones. Para intentar ocultar la imagen de la Bizkaia con montes marrones, la Diputación ha prometido fumigar desde el aire óxido cuproso, pese a la oposición de médicos que alertan que puede ser dañino para la salúd humana. La situación del bosque mayoritariamente monocolor de Bizkaia todavía puede empeorar. Urge tomar medidas para que los eucaliptos no ocupen el lugar de los pinos enfermos. En los últimos años se han plantado eucaliptos incluso en la Reserva de la biosfera de Urdaibai.

Los presupuestos de la Diputación de Bizkaia para el 2019 dejan en evidencia que la protección de la naturaleza no está entre sus prioridades. En lugar de aumentar el gasto social dignificando las precarias condiciones laborales de las cuidadoras y aumentando la autonomía de las personas que tienen discapacidad, vuelven a reflejar la apuesta por el cemento. Estos presupuestos incluyen la carretera de Gerediaga que va a suponer 1.400 millones de euros que pagaremos entre todos hasta el año 2042 y la ampliación de una SuperSur fracasada que supondrá la destrucción del Bolintxu, el último rincón natural de Bilbao.

Zorra eta porlana guztientzat!

X