Organigrama

Para la conformación de esta propuesta de organigrama, hemos tenido en cuenta los siguientes principios:

  • La apuesta por la democracia radical supone la búsqueda de un equilibrio entre la democracia directa (decisión directa de la militancia), la democracia participativa (procesos y estructuras de elaboración colectiva y programática a largo, medio y corto plazo) y la democracia representativa (en base a una conceptualización diferente del representante, y en base a sistemas de funcionamiento que evitan la acumulación de decisiones y responsabilidades).
  • En este sentido, los órganos de debate y decisión que se generen deben compatibilizar la máxima autoridad de la asamblea general, con la importancia de equilibrar la dinámica territorial y la de elaboración colectiva. De esta manera, la asamblea general decidirá sobre el enfoque estratégico de la organización así como las cuestiones fundamentales, mientras que en los órganos y estructuras ejecutivas estarán presenten tanto las personas representantes territoriales como las representantes de los órganos de elaboración colectiva.
  • Los representantes en las estructuras ejecutivas lo serán en función de sus asambleas de base (bien sean agrupaciones locales o de territorio histórico, bien sean mesas de elaboración colectiva), y siempre podrán ser revocados en todo momento por las mismas. Además, existirán sistemas de rotación de cargos, así como de obligaciones de información de los representantes con la militancia, los movimientos sociales y la ciudadanía. Los cargos públicos deberían manejar los idiomas oficiales en Euskal Herria.
  • La democracia del conjunto de la organización se basa en sistemas de información transparentes y claros para el conjunto de las personas afiliadas, así como en la promoción de una cultura democrática que priorice la figura del y de la militante, realizando un ejercicio explícito de formación política para el conjunto de la militancia.

En este sentido, el organigrama que se propone es el siguiente, basándonos en un sistema piramidal que comienza en las asambleas de base, bien sean territoriales, bien asambleas de las mesas de elaboración colectiva. A partir de esta base, se conforman estructuras de representación del territorio histórico (siempre combinando la lógica territorial y de elaboración colectiva); finalmente, y en base a estas estructuras, se conforma la estructura de representación nacional, que no sólo tiene miembros y miembras provenientes de ambas lógicas, sino que además suma una tercera: los y las seleccionadas por la asamblea nacional.

De esta manera, el proceso sería el siguiente:

  • La asamblea nacional es el sujeto soberano máximo en lo referente a la propuesta estratégica de la organización.
  • Cada asamblea municipal tiene autonomía en el ámbito de sus competencias, dentro de los parámetros marcados por el conjunto de la organización en asamblea nacional. La asamblea municipal elige a sus representantes (habiendo que definir el papel y el sistema de funcionamiento, responsabilidades y obligaciones establecido previamente); a su vez, también nombra representantes para la ejecutiva del territorio histórico, en los términos estatutarios establecidos.
  • Cada mesa de territorio histórico de elaboración colectiva, con labores de elaboración, información y difusión de su ámbito sectorial en el territorio, también nombra sus personas representantes para la ejecutiva del territorio histórico.
  • La ejecutiva del territorio histórico, de esta manera, está conformada entonces por representantes elegidos en el ámbito municipal, más los representantes que provienen de las mesas de elaboración colectiva del territorio histórico. Se establece un número proporcional entre ambas lógicas, de manera que se garantice que el proceso continuado y permanente de elaboración colectiva tenga un peso significativo en los órganos ejecutivos, de manera que en éstos tenga tanto peso la coyuntura como la propuesta política a medio y largo plazo.
  • La ejecutiva nacional también será fruto de el encuentro de estas dos lógicas: elaboración colectiva y dinámica territorial; por un lado, las mesas nacionales de elaboración colectiva elegirán directamente a una serie de representantes en este órgano; por otro lado, las ejecutivas del territorio histórico, en función de su peso ponderado, también elegirán a sus representantes; además, la asamblea nacional elegirá directamente también a un porcentaje de sus representantes. Se evitará e impedirá la duplicidad de cargos en diferentes ejecutivas.
  • Por otro lado, se genera también una secretaría técnica (conjunto de personas liberadas), encargada de ámbitos fundamentales de la organización: sistemas de comunicación e información interna; comunicación externa; formación política como prioridad de la organización; especialistas en técnicas participativas y en definición de agendas y planes; internacionalismo, fomento de la equidad, etc.
  • Finalmente, se propone la creación de un Espacio Autónomo de Mujeres que, complementariamente a la mesa feminista (en la que participen mujeres y hombres para desarrollar una agenda en este sentido), pueda servir de estructura de empoderamiento y de formación y debate específico para las mujeres de la organización. Contaría con sus recursos específicos, y se insertaría en las lógicas propias de la organización, pese a su especificidad.