Jaizkibel Bizirik

20 ENTIDADES APOYAN UNA PROPUESTA UNITARIA Y RECOGERAN FIRMAS CONTRA EL PUERTO EXTERIOR Y POR  LA MEJORA DEL ACTUAL

Representantes de 20 entidades, comparecen ante los medios de comunicación en el muelle Hospitalillo del puerto de Pasaia para manifestar su apoyo a la propuesta inicialmente planteada por LAB y ELA, y que con la adhesión de las alcaldías de Lezo y Pasaia, fue presentada en el Consejo de la Administración de la Autoridad portuaria el pasado día 23. También quieren anunciar el inicio de una campaña de recogida de firmas para ser remitidas al Ministerio de Medio Ambiente dentro del procedimiento de evaluación ambiental.

Estas 20 entidades, entre las cuales se encuentran partidos políticos, sindicatos y grupos ecologistas, convocadas por Jaizkibel Bizirik y que en parte son componentes de esta plataforma, asumen la petición sindical a la Autoridad Portuaria de que se retire el proyecto del puerto exterior y se concentren los esfuerzos e inversiones en modernizar el puerto actual. Esta modernización comprendería mejoras necesarias en cuanto a aprovechamiento del suelo, aumento de recursos humanos y materiales, eliminación de la contaminación ambiental y optimización de los tráficos de mercancías oportunos, colaborando de esta manera en la regeneración industrial, social, ambiental y urbanística, asumiendo la relación puerto-ciudad desde una perspectiva integral.

Los suscribientes queremos completar esta propuesta con la exigencia a las instituciones de la conservación en su integridad los valores naturales de Jaizkibel y su litoral, ámbito que forma parte del corredor ecológico marino Donostia-Biarritz solicitado por el Colegio Oficial de Biólogos de Euskadi y Oceana.

Esta iniciativa social unitaria que conformamos, y que está abierta a los colectivos que lo deseen, pretende demostrar el amplio rechazo al proyecto de puerto exterior y a la vez  la existencia de una alternativa viable demandada por una amplia base social, consistente en la regeneración del puerto interior que debe abordarse de forma seria e inmediata. Los grupos que suscribimos esta propuesta nos comprometemos a difundirla y a colaborar para su consecución.

Como primera iniciativa unitaria, y además de las acciones que cada grupo pueda realizar de forma independiente, vamos a poner en marcha una recogida de firmas entre los ciudadanos de Oarsoaldea y Gipuzkoa para esta propuesta llegue al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y otras instituciones. Es muy importante que, además de la opinión interesada de los lobbys promotores del proyecto, el rechazo de los ciudadanos se haga patente en el procedimiento de evaluación ambiental que se está llevando a cabo, así como en todas las instancias de decisión que afectan a este absurdo y lamentable proyecto.

Convocados por Jaizkibel Bizirik apoyan la propuesta:

Sindicatos: LAB, ELA, EHNE, ESK.

Grupos políticos y sociales: izquierda abertzale, Aralar, Eusko Alkartasuna, Ezker Batua, Alternatiba, Berdeak-Los Verdes, Antikapitalistak, Zutik Oarsoaldea, Ezker Soberanista Eraikitzen.

Asociaciones Ecologistas, conservacionistas y de montaña: Ekologistak Martxan, Eguzki, Haritzalde, WWF Adena, Mutriku Natur Taldea, Club Vasco de Camping, Itsas Mendi Elkartea.

Los recortes de ZP también en las diputaciones

Alternatiba critica que las Diputaciones impongan a la ciudadanía vasca los recortes sociales de Zapatero

BILBAO, 1 DE JULIO DE 2010 –Alternatiba ha criticado hoy la decisión de Gipuzkoa y Bizkaia de copiar las medidas antisociales de Zapatero e imponer recortes salariales al personal empleado de las diputaciones, ya que consideran que «el problema del déficit es consecuencia de las rebajas fiscales de los últimos lustros y la solución no es gastar menos, sino recaudar más». Por ello, los representantes de izquierdas han apostado por llevar a cabo «una reforma que revierta las políticas fiscales regresivas realizadas durante los años de vacas gordas».

En palabras del juntero guipuzcoano Ander Rodríguez, «los Gobiernos forales de ambos territorios están demostrando su incapacidad para mantener una política propia de izquierdas que nos permita salir de la crisis al imitar sin sonrojo los recortes del Gobierno del Reino de España -que son los del FMI- que pretende reducir el gasto en materia de pensiones, rebajar del sueldo a los empleados públicos (a los que seguirán, de uno u otro modo, los del sector privado) y recortar las prestaciones por dependencia».

El representante vizcaino, Jonathan Martínez, por su parte, ha incidido en que «bajar los salarios no es la solución, hay otros proyectos suntuosos y obras faraónicas innecesarias que podrían suprimirse para contener el gasto», entre los que ha citado la Supersur, el Guggenheim de Urdaibai o el puerto exterior de Pasaia.

Ambos junteros de Alternatiba han subrayado, además, que «con estas medidas antisociales se hace recaer el esfuerzo para salir de la crisis en los trabajadores y trabajadoras, a pesar de no haber sido ellos los culpables de esta debacle económica».

Los piquetes de la patronal

Luis Mª Salgado

Pasada la huelga general, y despues de volver a constatar la violencia represiva que poseen los Estados (sean estos reconocidos o no, como nuestro caso) a mí siempre me vuelven las mismas incógnitas a resolver.
 
Resulta cuanto menos curioso, el empeño y buen hacer que demuestran las fuerzas de represión del Estado, para defender el otrora tan denostado derecho al trabajo durante las huelgas. Que digo yo, que si mostrasen el mismo empeño en defender dicho derecho cuando es pisoteado sin remordimientos por los empresarios quizás estos últimos pondrían mas empeño en mantener una sanidad pública y de calidad, para que les remendasen los desperfectos producidos por las porras de estos perros sin collar ni bozal. Pero claro, como siempre, peco de ingenuidad, el derecho al trabajo solo es defendido cuando enfrente hay TRABAJADORES defendiendo otro derecho elemental, el derecho a la huelga. Y entonces uno se da cuenta de cuan pisoteados yacen nuestros derechos frente a los privilegios de quienes mas tienen.
 
Todavía me resulta mas curiosa la hipocresía con la que se justifican estas actuaciones. Quizás una huelga general no sea el mejor ejemplo para explicar dicha hipocresía, dada la idiosincrasia de la misma, y su proceso complejo de ejecución. Pero si nos centramos en una huelga parcial, de una empresa, o un grupo de las mismas, todo queda al descubierto. Resulta, que si en la empresa en la que yo trabajo junto a otros 99 compañeros, en una asamblea se decide salir a la huelga con 90 votos a favor y 10 en contra, estos 10 tienen el derecho inalienable de ir al trabajo y boicotear la lucha de sus mal llamados compañeros. Si es necesario, como hemos visto en mil ocasiones, estos 10 ESQUIROLES serán protegidos por la policía para que puedan ejercer su derecho. Sin embargo, pongamonos en otra situación. En esa misma asamblea, 51 trabajadores han decidido no salir a la huelga y el resto, 49, votaron a favor de la misma. Pues bien, en este caso, los 49 no tendrán otro remedio que acudir a sus puestos de trabajo, y de no hacerlo así, el empresario tendrá el derecho de sancionarlos y despedirlos con una dulce patada en sus vagos traseros….
 
En fin, este es el maravilloso sistema que nos ha tocado vivir, y así tendremos que asumirlo por el momento, pero por favor, el próximo que me diga que los piketes no tenemos derecho a exigir la igualdad de trato para el derecho de huelga que para el derecho al trabajo, o la próxima vez que alguien llame Huelga Salvaje a una reivindicación como la realizada en el metro de Madrid, solo por que ese día no pudo llegar a tiempo a su trabajo… la próxima vez quizás tenga que plantearme utilizar los mismos métodos de los guardianes de la paz y el orden!
 
Salud y tomense una buena revolución… la necesitan!

http://www.youtube.com/watch?v=ULxzuayc0i4

Más Ley de Partidos

Alternatiba tacha la reforma de la Ley Electoral de «manipulación democrática» y recuerda a PSOE y PP que «no todo vale para ganar unas elecciones»

DONOSTIA, 30 DE JUNIO DE 2010 – Alternatiba ha criticado hoy la reforma de la Ley Electoral pactada entre PSOE y PP para impedir la presencia de la izquierda abertzale en los próximos comicios, ya que «se trata de una manipulación de las reglas de juego democráticas con fines claramente electorales».

El portavoz de Alternatiba, Oskar Matute, ha considerado que socialistas y populares «no pueden seguir inventándose artimañas legales para dar una nueva vuelta de tuerca a la ya de por sí antidemocrática Ley de Partidos cada vez que les conviene». En este sentido, ha denunciado que lo único que pretenden ambas formaciones con la modificación anunciada es «proteger sus propios intereses políticos y perpetuar la alianza PSE-PP en Euskadi, aunque no sea reflejo del sentir de la sociedad vasca».

Matute ha subrayado, asimismo, que introducir en la Ley la posibilidad de que los cargos electos sean revocados si no condenan el terrorismo «convierte la libertad de expresión en obligación de expresión, lo que no es admisible en una sociedad democrática». La reforma, además, «va en contra de la doctrina consolidada del Tribunal Constitucional que determina que el cargo obtenido en unas elecciones a las que se concurre formando parte de la candidatura de un partido político pertenece al electo, y no al partido», según ha explicado el dirigente de izquierdas.

Por ello, el portavoz de Alternatiba ha expresado su frontal oposición a la reforma de la Ley Electoral, que supone «cambiar las reglas a mitad de partido», y ha recordado a PP y PSE que «no todo vale para ganar unas elecciones ni para luchar contra el terrorismo, que no es más que la máscara que utilizan para recortar derechos y libertades al conjunto de la ciudadanía de Euskal Herria.»

Huelga sí, huelga no > Mariano Gómez (Alternatiba)

La verdad es que tengo que reconocer que somos much@s l@s que estos días nos hemos tenido que morder la lengua en más de una ocasión… Suele pasar siempre que se convoca una huelga general; les pasaba a nuestros bisabuelos, a nuestros abuelos, a nuestros padres y ahora a nosotr@s. Eso sí, cada vez, son más los que, sobre todo dentro de la función pública, dentro de los que tenemos la suerte de tener un empleo estable, se sienten cómodos y a gusto con la situación reinante. Inventan, reinventan, repiten mil motivos para no moverse, para no hacer huelga, para dejar claro que no va con ell@s. Que sí, que ya saben que les han pisado un poquito el callo, que les han quitado algún dinerillo, que va a ver menos contrataciones en la administración (eso quiere decir reducción de gastos en personal), pero que el rollo de los sindicatos no les gusta, que todo es política, que no va a servir para nada, que le vamos a regalar dinero al estado o al empresario, que la reforma y los recortes no van con nosotr@s. Y en algún caso hasta pueden tener razón, pero dejémoslo claro:

Sí, es verdad, toda huelga general es política, y esta no es una excepción, ya que quiere ser un grito de dignidad, un golpe en la mesa desde la solidaridad con los que más están sufriendo esta crisis, un grito casi a la desesperada y en el desierto para despertar conciencias, contra las políticas neoliberales y conservadoras que se están cargando lo que queda de estado de bienestar. Y hablemos claro, no pasa nada. Que no se pongan excusas. Y que se diga que no hacer huelga también es una acción política. Ya que se tiene  toda la legitimidad para decir:

Que se está de acuerdo con el modelo de desarrollo especulativo, generador de inmensas ganancias, sin ningún tipo de control público que se ha llevado durante los últimos años de bonanza económica, sin reparto de riqueza, ni redistribución fiscal.

Que se está de acuerdo con que se hayan dilapidado miles y miles de millones de dinero público, entregándoselo a los bancos, a las grandes financieras, a las constructores, a los grandes especuladores (es decir, a los principales responsables de esta crisis) para que puedan salir de su “mal” momento, sin tener en cuenta lo ganado durante años y años.

Que se está de acuerdo con que, para hacer frente a la ingente cantidad de dinero entregado a los anteriores, se debilite al sector público (incluyendo sectores fundamentales como la educación y la sanidad), que se reduzca y congele el sueldo de sus empleados, que se elimine el subsidio mísero a los parados que ya no cobren desempleo (justo en el momento en el que a decenas de miles de personas se les ha terminado o está a punto de terminar), que se disminuya la cantidad destinada a la ley de Dependencia, que se elimine el impuesto sobre el patrimonio y se reduzca el de sociedades (Esto se hizo, además, en época de bonanza económica), que no se luche contra el gran fraude fiscal, que se niegue la posibilidad de una política fiscal verdaderamente progresiva.

Que se está de acuerdo con la última reforma laboral (¿y van?), que abarata el despido de forma escandalosa, que, además, hace que una parte de la mínima indemnización la paguemos entre todos a través del FOGASA, que se pueda de forma unilateral tomar medidas contrarias al convenio colectivo, flexibilidad laboral máxima.

Que estás de acuerdo con la generalización de la precariedad laboral, de los contratos temporales; ya que con tanto abaratamiento de despidos, con tanta flexibilidad, con tanta posibilidad de incumplimiento unilateral por parte de la empresa del convenio colectivo, lo que en realidad se hace es que dé lo mismo tener un contrato fijo o uno temporal, ya que te pueden poner de patitas en la calle con la misma facilidad.

Que no te importa que estemos ante el más grave atentado a los derechos  de  l@s trabajador@s en los últimos treinta años (aderezados con las sucesivas reformas del PSOE, PP, PSOE otra vez). Ante un ataque en toda regla a nivel mundial a lo que se ha conocido como estado del bienestar, ante un intento de llevarnos al sistema norteamericano, en lugar de  defender el europeo surgido tras las segunda guerra mundial.

Que te da igual que se produzcan recortes de derechos laborales que han costado en este país muchísimo sacrificio conseguir: miles de muertos, encarcelados, apaleados, listas negras. Todo ello durante tres-cuatro generaciones de luchas obreras y sindicales. (Soy de la margen izquierda-zona minera, y este año se cumple cien años de la huelga que empezó aquí, entre los mineros de esta zona, y tras semanas de huelga minera, y cuando parecía que todo se iba a perder la solidaridad obrera se extendió por toda la siderometalurgia, primero, por todos los sectores después, terminando convirtiéndose en huelga de TODO EL ESTADO. Pedían, entre otras cosas mucho más básicas, respeto a los convenios y acuerdos. Enfrente el ejército, la guardia civil, los matones armados a las órdenes de los patronos, encarcelamientos masivos, obreros heridos, y muertos).

Que te encuentras cómodo y a gusto dentro de este sistema, de esa mayoría silenciosa que, mientras no te toqué a tí, mira para otro lado.

Que cuando pones en la balanza los ataques recibidos y los agravios de los convocantes, tienes muy claro que son mucho peores las conductas sindicales que las de los gobiernos títeres de las multinacionales, del Fondo Monetario Internacional, y del Banco Mundial. Y que por eso te alineas con ellos.

Y, ¿por qué no decirlo?, que me da mucha pena porque estamos en un pequeño país que ha demostrado que tiene un sindicalismo que, no estando exento de las derivas producidas a nivel mundial, está planteando un discurso global correcto, con un grupo importante de compañeras y compañeros militantes de diferentes sindicatos que, aún siendo minoritario, han sabido y saben luchar en condiciones muy difíciles, que han sido capaces de trasladar ese espíritu al conjunto de las organizaciones de la mayoría sindical vasca, de llevar adelante un tipo de huelgas y de luchas que ya nadie sabe ni quiere hacer, sobre todo en el Estado.

Y esta Huelga, es una de esas Huelgas que más gusta hacer, sobre todo a los que tenemos la suerte de tener un trabajo fijo o trabajar en la Administración, porque aunque es verdad que también respondemos a un ataque directo a nuestros intereses (recortes de salarios y contrataciones, congelación), es sobre todo una huelga de solidaridad con el conjunto de la sociedad, una solidaridad ejercida desde aquell@s que nos podemos permitir el lujo de hacer huelga sin ningún miedo a represalias, demostrar que somos una parte más del mundo del trabajo, y no un aparato sumiso al servicio siempre del amo y del poder. Sé, soy consciente, que somos minoría l@ que pensamos esto en este sector, pero en lo que yo conozco, una minoría nada- nada desdeñable. Hagámonos notar.

Así que sin hacernos trampas a nosotr@s mism@s, elijamos y digamos a quien queremos responder (no digo a quien queremos seguir, sino a quien queremos responder). Yo me encuentro en excedencia por cuidado de mis hijas, mi compañera con un contrato de un solo tercio de jornada por cuidado de familiar gran dependiente. Pero tenemos muy claro que aún así tenemos el privilegio de poder elegir, y disminuir aún más nuestros exiguos ingresos actuales, por solidaridad con lo que más lo necesitan (mi compañera hará huelga). Ya, que de momento, voy a tener el privilegio de volver a currar cuando quiera, dentro de cinco, seis, u ocho meses; sin embargo con esta reforma miles y miles de trabajador@s se irán a la calle con una mísera indemnización.

Nos vemos en las movilizaciones de este Martes, día 29. Y, para l@s que todavía no lleguéis al convencimiento, hablarlo, debatirlo, comentarlo. Que, por desgracia, esto va para largo.

Mariano Gómez, empleado público.

Los riesgos de la buena voluntad> Carmen García (Alternatiba)

El pasado 16 de Junio 120 personas voluntarias, casi todas ellas vinculadas a las asociaciones que trabajan contra la exclusión social en Bilbao, respondieron a la llamada del Ayuntamiento de Bilbao para la elaboración de un diagnóstico sobre las personas sin hogar. Sobre este acontecimiento, llaman la atención principalmente dos cuestiones: por una parte, el número significativo de personas con voluntad para mejorar la situación de la gente en situación de grave exclusión, y por otra, el que una tarea fundamental de diagnóstico, competencia del Ayuntamiento de Bilbao, sea cubierta por personas voluntarias y no se haga de manera profesionalizada.

Según recoge la última memoria del Área de Acción Social del Ayuntamiento, este área se dedica de manera permanente a llevar a cabo esta tarea de “recuento” de personas que  duermen en la calle, información que se ve renovada cada 15 días, como no podía ser de otra manera dada la previsible movilidad e inconstancia de estas personas en base a factores de todo tipo: climatología, salud, movilidad… ¿Por qué era necesario entonces movilizar a gente voluntaria para un diagnóstico que se supone que ya se venía haciendo?

Parece ser que la tarea de los educadores de calle que se encargan del diagnóstico de manera constante no es suficiente, y no por falta de profesionalidad de los mismos, sino más bien por falta de medios adecuados que les permitan recabar toda la información necesaria para poder tener un diagnóstico con datos suficientes para llevar a cabo una planificación de los recursos que atienda a la realidad.

Quizá aquí esté el quid de la cuestión de la paralización del traslado del centro Onartu del barrio de Rekalde al de Txurdinaga. Desde el Ayuntamiento de Bilbao, y en concreto en boca del Alcalde, se permitieron hacer toda una serie de afirmaciones, recordemos como se refirió Azkuna a Bizitegi y de paso a todas las entidades: “Hay algunas ONG’s que quieren aumentar su campo de acción y crean más necesidades, creando más oferta”. Tras esta afirmación y otras más de igual perfil, todos los grupos políticos del Ayuntamiento se pusieron de acuerdo en no permitir mejorar los recursos para personas sin hogar, decían que no era necesario.

La respuesta de los grupos que trabajan en contra de la exclusión social no se hizo esperar. La reacción que obtuvo el Ayuntamiento fue un comunicado a favor de una ciudad más abierta y solidaria que firmaron multitud de grupos y personas. Pocos meses más tarde, es el propio Ayuntamiento quien reconoce la falta de información lo suficientemente precisa y pide personas voluntarias  para obtenerla. Entonces, ¿en base a qué se están planificando los recursos para personas sin hogar? ¿En base a qué se niega la posibilidad de mejora de estos recursos a una entidad sin ánimo de lucro que además colabora con el área de Acción Social de manera estable?

De todos es sabido que las instituciones saben bien por donde van a meter la tijera en estos tiempos de crisis: ya está anunciado y confirmado el cierre de Heldu y ya está hecha la advertencia por parte de Eudel, Diputaciones y Gobierno Vasco de que no se dispone de recursos para dar respuesta a las crecientes necesidades sociales. Mientras tanto, el Ararteko advierte sobre la necesidad de ir en la dirección contraria, recomendando entre otras cosas el establecimiento de una financiación de naturaleza finalista, suficiente y estable para los ayuntamientos destinada a la cobertura de los medios personales y materiales de los servicios sociales. Curiosamente los mismos o parecidos le recibieron con sonrisas en el Parlamento.

En la Asamblea de Bilbao de Alternatiba queremos mandar un mensaje de reflexión a las entidades que trabajan en contra de la exclusión social en Bilbao. Nos ha llamado la atención que ante la falta de un diagnóstico preciso sobre personas sin hogar en Bilbao, se haya accedido a la realización del mismo de manera voluntaria sin haber generado algún tipo de crítica a la carencia de este trabajo.

Nos parece un acto de suprema hipocresía por parte del Ayuntamiento apelar a la buena voluntad para realizar un trabajo que debe ser hecho de manera profesional y continua y para el cual es necesario que se planifique desde los presupuestos. Parece que la pretensión de las distintas instituciones es que las entidades suplan las carencias a las que van a optar por la crisis capitalista, así lo demuestra esta llamada del Ayuntamiento y así lo demuestra también la apelación de la consejera de Asuntos Sociales para que sean las ONG’s las que hagan el trabajo de Heldu. ¿Por qué no se apela a esa misma buena voluntad por parte de las vecinas y vecinos de Txurdinaga para que entiendan que las necesidades de las personas en situación de exclusión social es responsabilidad de todos, también de ellos?

Nos parece muy complicado el debate de donde está la separación entre militancia, voluntarismo, caridad, reivindicación y profesionalización, pero también nos parece que  se ha perdido una oportunidad para hacer patente la dejación del Ayuntamiento de Bilbao en sus tareas y para forzar que en los próximos presupuestos municipales se recojan las necesidades reales sobre diagnóstico y planificación en materia de acción social en Bilbao y no se pongan trabas mentirosas al buen trabajo de las entidades, como sucedió recientemente con el centro Onartu.

 

Argazkia: Unai Pascual

Cierra el servicio a migrantes «Heldu»

Fuente: Bilbo Branka

La Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia ha protestado hoy por el proyecto del Gobierno de Gasteiz de cerrar el servicio de atención a personas inmigrantes Heldu. Han querido reconocer públicamente el trabajo del citado servicio a favor de la regularización de las trabajadoras domésticas inmigrantes, que “sin ese servicio se hubiesen visto privadas de la información y asesoría legal necesarias para hacer uso de los pocos derechos que les da la Ley de Extranjería” española.

En un escrito dirigido a la prensa, la presidenta de la Asociación de Trabajadoras del Hogar de Bizkaia, Pilar Gil, ha subrayado que las trabajadoras domésticas que Heldu ayuda a regularizar son las que están cuidando de las personas ancianas y enfermas.

Gil ha calificado este recorte en un servicio social de primera necesidad es un ataque a sus derechos humanos.
 

Santos: un problema dentro y fuera de Colombia> Decio Machado

Kaosenlared: Santos: un problema dentro y fuera de Colombia> Decio Machado

«Mockus no comprendió que para ganar al oficialismo debía convertirse en una alternativa clara al uribismo. Mockus, quien se disputaba una franja importante de votos en el electorado uribista, fue reacio a la confrontación total con el oficialismo y se mantuvo tibio en sus críticas tanto al modelo económico como al modelo militar y de seguridad interna desarrollado por Álvaro Uribe»

Por el reconocimiento a las víctimas de la violencia sexista

Fuente: Asamblea de Mujeres de Bizkaia

POR ELLAS, POR NOSOTRAS, POR TODAS-OS, NO OLVIDAMOS!!!

Desde la Asamblea de Mujeres de Bizkaia queremos hacer una petición al ayuntamiento de Bilbao para que ponga en marcha formas de reconocimiento explícito de las víctimas de la violencia sexista. Creemos que ya es hora de que los poderes públicos, encabezados en este caso por nuestro ayuntamiento, reparen el abandono y la invisibilidad que han sufrido y sufren todas las mujeres víctimas de la violencia sexista.

La violencia de género ha sido y es un instrumento para mantener a las mujeres bajo un modelo de subordinación frente a los varones. Esta forma de violencia, no sólo es responsabilidad de quien la ejerce directamente, sino también de quien la perpetúa a través de los patrones estereotipados de comportamientos sexistas, que siguen legitimando y “comprendiendo” la violencia contra las mujeres. Desde la Asamblea de Mujeres creemos que la erradicación de la misma es responsabilidad de todas las instituciones, los agentes sociales y de toda la ciudadanía.

A lo largo de la historia, las mujeres hemos padecido, pero también nos hemos rebelado, contra un sistema de organización social que nos negaba nuestros derechos más elementales como seres humanos. Sin embargo, creemos que ni el sufrimiento, que la desigualdad ha generado, ni la lucha pacífica por la igualdad han tenido un reconocimiento suficiente, por parte de los poderes públicos. Este déficit de legitimidad es, en buena medida, responsable de que esta violencia sistémica se perpetúe, de que no quede recogida en nuestra memoria colectiva y de que, incluso para algunas personas, la violencia contra las mujeres sea un factor nuevo, aislado e incomprendido en su dimensión estructural.

Creemos que es necesario activar, en nuestro municipio, procesos de elaboración de la memoria de las víctimas de la violencia sexista. De esta manera, pretendemos contribuir a la construcción de la memoria histórica de las mujeres de Bilbao. Este proceso exige ganar presencia y autoridad en el espacio público en el que se dirimen los procesos de significación, los sentidos y los símbolos socialmente relevantes. Los lugares de la memoria, son espacios físicos cargados de valor simbólico. En ellos, una sociedad democrática trata de poner énfasis y de subrayar aquello que es importante para todas y todos, desde el punto de vista de los valores y de los derechos humanos.

Por todo ello, creemos que es necesario que en el espacio público de Bilbao, se cree un lugar para el reconocimiento de la memoria colectiva de las mujeres víctimas de la violencia sexista. Consideramos que la creación de un lugar de la memoria de estas características es un instrumento imprescindible para que la violencia contra las mujeres no sea jamás olvidada y, también, para fortalecer el proceso de deslegitimación de las conductas violentas contra las mujeres. No olvidemos que esta violencia específica representa, en palabras de la ONU, la violación de los DERECHOS HUMANOS más extendida y silenciada a lo largo de la historia.

Somos conscientes de que una de las complejidades más grandes que entraña la lucha contra la violencia sexista es, precisamente, la prevención de la misma. Creemos que para impulsarla es imprescindible fomentar un cambio de valores culturales que garantice el acceso de toda la ciudadanía a la igualdad. La violencia de género sigue siendo uno de los mayores obstáculos, que nos impide a las mujeres ejercer nuestros derechos como ciudadanas. Por ello, exigimos romper con el silencio y con la impunidad y planteamos que se haga visible la huella que la violencia sexista ha dejado en nuestra memoria social. La creación de un lugar de la memoria que posibilite el reconocimiento a las víctimas de la violencia sexista nos ayudará a romper la complicidad social con la que muchas veces han contando los agresores y, también, a que la sociedad realice el trabajo de duelo que las víctimas se merecen.

Con esta acción buscamos:

-El reconocimiento a las víctimas de la violencia sexista.

-Que las/os familiares posean un espacio público de recuerdo y de duelo.

-La creación de un lugar de la memoria que dé legitimidad a la lucha feminista por la igualdad.

-Contribuir a la construcción de la memoria histórica de los bilbainos/as con una huella material, que nos ayude a no olvidar y a repudiar todas las expresiones de la violencia sexista.

Para ello, solicitamos:

1-Que la plaza de San Vicente pase a llamarse PLAZA 25 DE NOVIEMBRE, Dia internacional contra la violencia hacía las mujeres.

2-Que el ayuntamiento organice un concurso para erigir en dicha plaza un lugar de la memoria simbólico que, por un lado, dé reconocimiento a las víctimas de la violencia sexista, por otro, sea un homenaje a todas las mujeres que han luchado para ser dueñas de su propia existencia y, finalmente, favorezca la igualdad entre mujeres y hombres.

FIRMA AQUÍ

Argazkia: Brocco Lee

Comunicado de la Coordinadora Nacional sobre el acuerdo «Lortu Arte»

Alternatiba ha manifestado desde su gestación su voluntad inequívoca e irrenunciable de contribuir a la necesaria unidad de la izquierda soberanista vasca, dando respuesta así al anhelo de miles de personas en nuestro país por contar con una herramienta potente, solvente y eficaz que plantee respuestas desde la izquierda a los numerosos conflictos que nos atraviesan como pueblo.

Es necesario conformar, desde la apuesta inequívoca con las vías pacíficas y democráticas y en sintonía con los principios Mitchell, un escenario para este pueblo sin violencia ni de ETA ni de nadie. Sobra la violencia y sobran las leyes de excepcionalidad que vulneran sistemáticamente los derechos y libertades de miles de personas en nuestro país.

Es imprescindible activar la movilización social y la reflexión plural para dar cauce a las voces que discrepamos con el actual modelo socioeconómico y las trágicas consecuencias  que de él emanan bajo diferentes formas de opresión hacia las mujeres, la clase trabajadora y nuestro medio natural.

Desde este prisma, Alternatiba valora de forma positiva el acuerdo presentado ayer en Bilbao por Eusko Alkartasuna y Ezker Abertzalea. Somos conscientes de que el camino hacia la unidad de la izquierda soberanista en Euskal Herria es un camino largo, con diferentes estadios, que precisa de diferentes escenarios de acuerdos, recuperación de confianzas y depósito de garantías entre unas y otras.

Por todo ello, hoy es más necesario que nunca la adopción y puesta en común de una agenda que recoja e integre tanto en la teoría como en la práctica todas la dimensiones de lucha: la feminista para confrontar el patriarcado; la ecologista ante la ofensiva desarrollista; la democracia radical para hacer frente a la dictadura del capital; la defensa de la soberanía nacional de Euskal Herria bajo una formulación plural, democrática y nítidamente de izquierdas.

Esa es la disposición y el compromiso de las mujeres y hombres que componemos Alternatiba para con el socialismo en Euskal Herria y por la recomposición de la plural izquierda soberanista vasca.

COORDINADORA NACIONAL DE ALTERNATIBA

Donostia, 21 de junio de 2010

X