Iritzia

Vagos, ladrones y jeltzales

Siempre he mantenido que prefiero a los curas con sotana para verlos venir. Y así, con sotana, es como veo a los del PP. Son claros. Todos y todas sabemos a qué “juegan”. Recortan y no se cortan. Son fascistas, y no lo callan. Y en eso le llevan una gran ventaja a la derecha floral vasca. Perdonen los términos peyorativos, pero esto ya roza el cachondeo, y tener que escuchar que “el PNV tiene un lado más social que el PP” ya sería de carcajada si no fuera algo tan serio.


Eskaleak

Zorionez ez nuen halakorik ezagutzen, krisiak jota zegoen langile auzo eta herri batekoa izan arren. Pobreziaren ideia ez zen miseriarena, pobrezia gehiago zen langileen etxeetan egon zitekeen eskasia aberatsekin konparatuz. Eskaleak ia ia literaturaren mundukoak ziren.



Copérnico y el imperio del clic

En plena dictadura de la viralidad ha nacido un periodismo patológico guiado por las exigencias más turbias de la mercadotecnia digital. Día tras día, las hojas parroquiales de la derechona española nos deleitan con un imaginativo repertorio de extravagancias y difamaciones. Mariposas maléficas, farolillos independentistas o ninjas proetarras, todo vale con tal de seducir nuestra incredulidad y amortizar las curiosidades más malsanas.



El lento camino del cambio

Fijaros en los últimos acontecimientos, el Brexit, la victoria de Trump o el auge de la ultraderecha en Europa. En nuestro entorno los hechos de Altsasu, el bloqueo deliberado y malintencionado para con el fin del conflicto vasco y los presos, o la detención de independentistas catalanes por quemar la foto de un señor elegido a dedo por su sangre y ungido por la gracia de Dios. Y Telecinco a la vanguardia del ”movimiento nacional”, idolatrando descaradamente a torturadores de Intxaurrondo y fascistas declarados como Serrano Suñer.



Recogida de papel y cartón en Sopela, otro ejemplo de gestión PNV

Teniendo en cuenta los vergonzosos porcentajes de reciclaje de Sopela, 18%, y que la mancomunidad cobra por cada tonelada entregada, se ha dejado de ingresar mucho dinero ¿Lo tendremos que pagar entre todos? ¿Nos subiran las tasas de basuras por culpa de esta mala gestión? 



Siquiera una reflexión

Además de hacer frente al problema de la desincronización de los tiempos políticos se deberá lograr la de por sí difícil sincronización de esfuerzos y tareas. Lo que en teoría (a diferencia de los libertarios y anti-institucionalistas) se nos antoja necesariamente compatible; un buen engarce de lo electoral y la actividad extraparlamentaria, incluso con la afirmación de priorizar lo segundo; en la práctica no lo es tanto si no se toman medidas correctoras.



¡Malditos viejos! Sois un riesgo para la economía

El mercado y la mercantilización de la política y la vida social, han penetrado y han ido colonizando gran parte de las cultura populares hasta el punto de modificar valores consolidados hasta hace poco en la sociedad. La racionalidad y la eficacia mercantil, se imponen en todos los ámbitos de la vida social, y en ese marco,  la economía y el mercado tienen una gran ventaja.



Responsabilidad, reflexión, acción

El descubrimiento de estos casos de prostitución ha puesto de relieve la necesidad de repensar todo el modelo de protección, algo que desde EH Bildu llevamos reclamando desde que entramos en las instituciones. Por tanto, no es éste un problema nuevo. La pasada legislatura los recursos eran exactamente los mismos. No ha habido ningún cambio tampoco en las formas de gestión. Entonces, ¿por qué ahora esta campaña desde el Partido Popular y algunos medios de comunicación?



Giza eskubideen eguna

Giza eskubideen hizkuntza unibertsala, Babel Dorrearen ataka berberean dago. Egoera kaotikoan. Hitz bera erabiliz, gauza bat eta kontrakoa aldarrikatzen eta ulertzen da. Horregatik, inork ez du ezagutzen giza-eskubide izeneko epailerik. Ezinezkoa da, bada, existitzen ez den epailea, oro har, onartua izatea. Nork interpretatzen ditu giza eskubideak?



Accesos al Hospital de Urduliz: 17 resaltos en 4 kilómetros

Pues bien, si al hecho de que el accesso al hospital de Urduliz ya genera polémica por su total falta de planificación, añadimos lo que aquí tenemos, obtenemos un triste récord: En el acceso a este centro sanitario, desde la rotonda de Urko (Larrabasterra) y solo en un tramo de 4 kilómetros, hay nada menos que 17 resaltos de todo tipo. En contra de las recomendaciones que hace Emergencias de Osakidetza, y de la lógica más elemental, las ambulancias y los pacientes que acudan a las Urgencias del Hospital de Urduliz van a “sufrir” un resalto cada 230 metros.